Nuestros Cuentos

martes, 7 de agosto de 2012

"Doblar el Hierro" (Julio C. Blanco Rossitto)

Palabras para presentar el libro
“Doblar el hierro” del poeta Julio C. Blanco Rossitto.

“La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada impide ni siquiera palabras…”
Eugenia Montejo

            Es este el momento propicio para presentar a ustedes este libro, cuyo título “Doblar el hierro”, ya sugiere una idea de fuerza, pero que como todo texto literario es un universo  singular y plural hecho de palabras.
            Partiendo del criterio de que cualquier acercamiento al texto poético es provisorio y su función  es meramente orientadora, me permite abordar los poemas desgranados en este libro.
            Las afirmaciones que se hagan desde mi posición de lector, tienen su asidero y se sostienen en una verdad fundamental: el ser humano es un ser de palabras. Decir es ser.
            Vamos a encontrar en las páginas del libro un manojo  de poemas que el autor  Julio Cesar Blanco Rossitto nos brinda con humildad, y en la seguridad serena que le da el trabajo lento y el cernir de cada palabra, de cada verso, de cada estrofa con que se obsequia a los lectores.
Me es sumamente grato decirles mis modestas apropiaciones sobre este libro ganador del premio Nacional de Literatura “FREDDY HERNÁNDEZ ALVAREZ de 2011”  (mención poesía) ustedes sabrán perdonar la osadía y el atrevimiento de este estremecido lector.
Hacer poesía es, y seguirá siendo poner todas  las palabras en su justo lugar, por eso poetizar es un arte. Pero Blanco Rossitto sabe que eso no basta para lograr un poema, sino da vocablo un valor especial para que desde el santo lugar donde estén colocados irradien significaciones y sentidos en todas las direcciones, la palabra poética más que significar debe evocar y esto es lo que vamos a encontrar al leer este libro.
La lectura de este texto nos lleva a una poética de la evocación de la memoria amparada y cobijada  en la irradiación que emana (o bulle) desde su núcleo temático inscrito en un imaginario de la memoria lejana de la infancia y la juventud, en su quehacer doméstico e íntimo, donde van a estar presente la casa, el río, la ciudad, los animales y las personas que conforman la parte  de su cosmo personal.
Intenta el poeta un periplo desde los puertos de la memoria  donde las cosas y seres más sentidos quedan enmarcados indeleblemente es su vivir a propósito del sentido abarcante de la poesía decía GIUSEPPE UNGARETI que: “La poesía debe tener el mismo tiempo esos caracteres de anonimato por los cuales es poesía, y por los cuales no es extraña  a ningún ser humano”.
Encontramos  en este poemario un viaje inverso que el bardo realiza buscando sus huellas anteriores, basándose en la evocación de los recuerdos va dibujando un mapa, una extensa red, un paisaje humano y geográfico donde quedan impresos hombres, mujeres, ciudades, animales y situaciones  que dejan claro que vivir el asombro es una virtud del niño o el poeta.
En ese mapa se adentra en los raudales de su sangre anterior al evocar la presencia de su abuelo Ascenzio Rossitto y los recuerdos de sus peripecias en el largo y agitado viaje de su vida de Europa a América donde finalmente encalló.
Esas maneras que tienes tu de hacerte el vivo
Agazapado entre las calles de Noto y Rosolini tirando piedras desapareciendo en la oscuridad
Mirando como aquel hombre moría con el pecho abierto alborotado de un solo balazo maldiciendo las botas de Mussolini.

(...) Con esas maneras de hacer que te crea cuando te abrazo porque me has convencido de tu existencia
 O porque los dos estamos muertos.\\\

El recorrido inverso de estas páginas nos lleva al punto (o momento) en que el paisaje se hace ciudad, donde Rossitto bucea, busca, conoce, llora, es ese lugar donde la escuela lo deslumbró como el primer libro de lectura, el primer beso y los senos de las muchachas como perdices lo trasnocharon.
CIUDAD QUE NO FUE
No toda piedra es de piedra en esta ciudad
No todo olvido es humo
Solo en ella
Un rio es un dios que habla con lluvia
Solo en ella un cine es un rio
Y una moneda
         Y un héroe
               Y un continente…

Este libro que es un viaje al pasado el poeta busca en los resquicios de la memoria para encontrar atisbos de la infancia y descubrir que un poeta es un niño un poco grande que es capaz de regocijarse con el recuerdo de unos perros, y salvarlos del anonimato en un poema.
…a decir verdad
3 PERROS
Nos hicieron sus mascotas
Sus amigos
El pan delicado de sus sueños perrunos…

Estas páginas cargadas de evocación, de, memoria, y de recuerdos son un canto total a la vida tal como es, a los sueños y a todas las posibilidades de los seres humanos, porque cuando imaginamos; eso que imaginamos es ya una realidad.



                                                                        Reinaldo Chaviel
                                  Fundación Aurín. Maltiempo Editores

miércoles, 27 de junio de 2012

Poética Domestica (Linsabel Noguera)


Linsabel Noguera
Poética domestica, Monte Ávila Editores latinoamericana Colección “Las Formas del Fuego” Caracas-Venezuela, 2010









Lavanda


l

estas  sábanas
anoche  acompañaron  el  amor

hoy  bailan en la brisa
y  dejan  lleno de lavanda el  aire

ll

blancas  limpias
la pureza tendida

me arropo en el aroma
que antes volaba libre con la brisa

Y  rio ebria de ti


Consuelo

mis  manos
leyeron  ávidas  tu  cuerpo

hoy
se  extienden  firmes
para  ofrecer  consuelo

mi  voz
que  exaltada
fue  pródiga  en  versos

ahora  ofrece  una  hoja  en  blanco
para  escuchar  en  silencio


A La deriva

sigo  las  líneas  de un  mapa  vacío
              soy  compás  que ignora  los  puntos  cardinales
                      sextante  incrédulo  ante  ángulos  y  estrellas

busco  mi  astrolabio
para  saber
dónde  estoy  perdida

hacia  dónde  me  lleva  la  rosa  de  los  vientos

a la deriva

domingo, 10 de junio de 2012

Aquí-les del Poeta (Reinaldo Chaviel)


AQUÍ-LES HABLO DEL POETA
Aquiles Nazoa González
“Tú eres una ciudad abandonada en el fondo de mi corazón.
Yo soy niño que entra en tus casas abandonadas llamando a su madre, soy un niño perdido en ti que eres  una ciudad abandonada, y me desahogo en llanto sentado a la puerta de tus casas vacías.
No sé leer, ni podría leer a través del llanto el nombre que veo escrito en uno de tus muros; tal vez sea palabra que busca mi desconsuelo, y no lo sé.
Ahora llego a tu plaza inmensamente solitaria en la noche y allí viene a buscarme el alba que de pronto ha surgido sobre tu abandono campanario, y entonces con la luz del día que es como yo un niño de siete años, descubro que mi corazón está lleno de flores”
(Aquiles Nazoa, Poemas Populares)
Este fragmento bien pudiera ser carta de presentación de uno de los poetas más cultos de quien se pueda hablar en Venezuela, Aquiles Nazoa González. De él dijo alguna vez Miguel Otero Silva: “algún día aprenderemos a escribir como el gran Aquiles Nazoa”.
Este vate  nació en Caracas, el 17 de mayo de 1920 y muere en trágico accidente de tránsito en la autopista regional del centro el 25 de abril de 1976.
Desempeñó humildes oficios, mediante los cuales fue aprendiendo las cosas más sencillas, que luego serían materia prima de sus textos y lo llevó a asumir los valores tradicionales venezolanos, sobre todo, los de su ciudad natal, la que se apreciaba de conocer muy bien, decía que podía deletrear sus paisajes, gracias a los paseos dominicales que realizaba en la bicicleta de su papá.
Fue escritor, periodista, humorista y crítico. Como periodista hizo uso del poder de fuego de la palabra, fustigó el mal gusto de una burguesía neo-rica, satirizó los lastres de las políticas de los gobiernos de su tiempo. Su humor encontró en estas materias donde nutrirse y crear brillantes páginas.
Su pluma, sencilla, humilde, picaresca y atrevida, conjugó tinta y verbo, para dar vida a un juego de humor y amor que le valió duros exilios (Pérez Giménez 1957, Bolivia), pero también le otorgó el reconocimiento del público, que lo nombró El Poeta de las Cosas Sencillas”, homónimo  de un programa de televisión “Las Cosas Más Sencillas”, el cual administró con ingenio y vasta cultura, allí el poeta se paseaba con deleite por el pequeño y maravilloso mundo de las historias.
Pocos poetas venezolanos han gozado de tanta popularidad en el siglo XX, como Aquiles Nazoa, mención aparte merecen Francisco Guaicaipuro Pardo en el siglo XIX y Andrés Eloy Blanco en el XX.
En sus poemas para los niños, su alma luminosa establece un puente inmediato con los pequeños. En él se  hacía patente y se reafirmaba la tesis de que todo gran poeta es sólo un niño que ha crecido un poco.
Afirma Ludovico Silva que “no es exagerado decir que el venezolano Aquiles Nazoa fue uno de los más grandes – si no el más grande – de los poetas humorísticos de nuestra lengua”; es esta una de las improntas más recordadas de nuestro bardo, sus estrofas octosílabas y endecasílabos buscaban el ritmo interior de nuestra versificación y permitieron memorizarlas pronto.
A través de la poesía su voz.
REINALDO CHAVIEL

martes, 6 de marzo de 2012

El Libro de Adrian, Maltiempo Editores y La Fundación Aurin

Antología de los Poetas: Fernando Escorcia, José Luis Ochoa, Julio Bolívar, Julio Cesar Blanco Rossito, Maria Auxiliadora Chirinos, Morelia Muñoz, Reinaldo Chaviel.

 

 

 

 María Auxiliadora Chirinos                             

 A Libertad Lamarque


tenemos caminos
Hay una ciudad de nubes muy blancas
anda, ensilla tu caballo
llévame contigo
Promete aquí, sin testigos
seremos uno
Llévame a la ranchería
báñame con tequila
Sujétame que me desvanezco y muero por ti mi rey
Puedes irte hoy viernes
pero no me olvides

Dos Guitarras (Juan Paez Avila)

domingo, 4 de marzo de 2012

Los Centros de Creación Literaria.


El programa de los Centros de Creación Literaria, adelantado por la Dirección de Cultura de la UCLA en la Casa Chío Zubillaga del Núcleo Dr. Juan Agustín de la Torre, ubicado en Carora, Lara, Venezuela, con el apoyo de la Fundación República de Guarimure, sede de la Dirección Nacional de Centros de Creación Literaria; está sustentado en la Teoría de la Abstracción de la Palabra Poética y sus siete modelos de aplicación, a través de los cuales y tras un proceso de internalización, se parte de una propuesta con el sentido consciente - inconsciente - palabra, para culminar en una voz propia de cada creador, sin importar la edad del participante. Este programa involucra a los CCL que son unidades conformadas por poetas y aprendices de poetas en una escuela piramidal [de cumbre truncada destinada a su ampliación continua), de la palabra en la que la base se forma paralelamente en jornadas de capacitación y estudio, junto a la experiencia que le proporcionan quienes les han antecedido y la fundamental presencia de la biblioteca como vínculo hacia las voces universales. El programa comienza su aplicación con un periodo investigativo que se extendió entre los años 1993 y 1998, año en el cual se diseña y comienza a aplicar el programa de manera abierta a la comunidad. En sintonía con toda escuela abierta, recibe de manera constante a niños, jóvenes y adultos interesados en la poesía; esto ha permitido que a los Centros de Creación Literaria hayan ingresado un poco más de mil participantes en sus once años de aplicación y como en toda actividad humana en la que las obligaciones laborales y curriculares no rigen la permanencia, la fluctuación cuantitativa es moderada; en la actualidad hacen vida activa ciento cuarenta y dos participantes distribuidos en los doce CCL existentes, tanto en Carora como en Barquisimeto, Mérida y Caracas, ciudades cubiertas por el Sistema Nacional de CCL. Los poetas presentados en esta selección, son una muestra significativa, ya que representan a la población activa ubicada en los estratos medio y alto de la formación y la propuesta literaria. Cabe destacar además que importantes voces provenientes del programa de los CCL, no están presentes en la separata de la Revista Principia, pues el criterio que privó en la selección fue el de la actividad que se realiza internamente en el momento de la convocatoria, pero sus voces están siempre presentes en la multiplicación de un movimiento que crece y se consolida cada día con mayor convicción y fuerza. El programa Centros de Creación Literaria convoca anualmente al Encuentro Nacional de CCL, evento en su XII edición, al cual acuden escritores y artistas provenientes de toda Venezuela, quienes comparten las experiencia en la Casa Chío de la UCLA y en la sede de la República de Guarimure; en dicho encuentro se entregan los premios de poesía José Numa Rojas, reservado para poetas residenciados en Lara, Portuguesa y Yaracuy; el Premio Nacional de Poesía "Cheo" Rodríguez para poetas menores de 20 años y el Premio Letras Nacientes para niños menores de 13 años adscritos al programa de los CCL.
Para el cierre de esta entrega, fueron seleccionados dos niños como muestra del inicio de la formación para la creación.

Bienvenidos a la palabra de los Centros de Creación Literaria. 

Jesús Enrique León

algunas publicaciones autogestionarias.





Poema de una de las Participantes de los Centros de Creación Literaria
ALEXANDRA CORONEL 
Las tardes visten de negro 
Día y noche se conocen
en su misma piel, con lunares diferentes
muchas sombras, funden una-sola sombra
atemorizada...
se esconden bajo las piedras,
pero hay miedo,
un miedo terrible que te nace en los ojos,
y te duele entre las piernas
un escenario para sufrir
un escenario para dolerse,
sin distinción, sin nombres subrayados
sin lejanías agrietadas en los cantos de las aves
Hay restos de vagina dispersos
sobre el alma
sobre la arena
como mecanismo de relojes descompuestos,
Dalí apocalíptico... Dalí guerrero.
maldito Dalí iraquí
La persistencia de la memoria se deshoja en el olivo
alguien lo supo, alguien lo dijo
carroña, vencida para una atmósfera distinta
He venido a buscarme...
pájaros negros se suicidaron,
con un aire prisionero,
apretando el sexo mutilado,
mancillado...
tu mano sobre el rostro de la guerra
mi mano sobre el rostro de la guerra
manecillas antiguas que tiemblan en delirios
¿Cuándo acabará esto?
Eran treinta hembras en octubre,
ahora sólo cinco
óleos sobre lienzo
Has venido a buscarme,
tendiendo pergaminos y flores sobre 
Abu –Ghraib                       
pero te has perdido en la mierda    
donde cruzan los pájaros sin camino 
sin ruta entonces 
si pudiera ser hombre 
me amputaría el pene en el desierto  
para no engendrar miedos en el oasis 
lejos... 
vuelves... 
ahora....
nunca... 
lejos 
ayúdame a suicidarme
que me pinte Dalí
maldito Dalí apocalíptico, 
que me libere de este óleo
con cara de hermano muerto
que me libere de este surrealismo,
triste, caído sobre la nostalgia sin memoria
mi sombra lo sabe. A veces cuando lloro
queriendo despertar
pulgar, playa, luna y pájaro putrefacto
quítale a mi muerte todas las piedras de encima.

ALEXANDRA CORONEL, Integrante del CCL, El Quijote, estudiante  5to. Año de bachillerato; Premio Nacional”Cheo Rodríguez 2008”, Invitada Especial del V festival Mundial de Poesía-Caracas 2007. Seis años en el programa de los Centros de Creación Literaria.

Principal

Principal
para ver esta pag.haga doble click sobre la imagen