Nuestros Cuentos

domingo, 12 de febrero de 2017

S/T. Técnica mixta. 1.75 x 69 cm.


Él se había convertido en un héroe urbano. Sus tantos devenires le habían tatuado la frente de inutilidades.
Esa tarde llevaba a cuestas relámpagos de nostalgias.
La recordaba aun sabiendo que de nada serviría. Era como una cárcel de amor, que lo hacía libre.
Se sentó en aquel banco de la plaza donde siempre se besaron.
Despellejó el tiempo. 
Era fecha de cobrar los aguinaldos. El ánimo encendido por aquellas calles.
Una joven se acercó sobre una bici recién comprada pero no nueva.
Un hombre que venía de luchar con Dios y haberle ganado, iba triunfante con olor a teléfono nuevo.
Se miró, se sintió un hombre desterrado del alma.
¡Todos van de compras! 
¡Todos vienen de compras! 
Se levantó y decidió tatuar una línea más en su frente escrita por devenires de inutilidades.
Volvió, de nuevo sobre sus pasos, buscando una tienda donde comprar alegría.
Sin cobardía 

Consuelo Lares Laya

Principal

Principal
para ver esta pag.haga doble click sobre la imagen