Nuestros Cuentos

martes, 4 de abril de 2017

Hay que Poblar la Casa

Hermano,
hay que poblar la casa
de voces que ahuyenten
este aletear de mariposas tristes,
que barran definitivamente
con esta inmundicia de palabras vacías,
que acaben para siempre
con este deambular de gestos sin sentido.

Hay que fundir estos muros funerarios
que le atan las manos al aire
y le impiden que charle con nosotros.

Hay que abrir las ventanas
y dejar que la luz
como una joven cierva alegre,
haga cabriolas sobre nuestras mesas.

Hay que derribar las puertas,
fusilar los cerrojos
y compartir pan y leche
con la lluvia y el hombre.

Arrojemos al cesto
nuestra mirada antigua,
los zapatos cansados,
los herrumbrosos cuchillos
y este peso inútil de conceptos baldíos
e invitemos al viento
a agitar nuestra camisa blanca
y a decirle a los hombres
que a orillas del sendero
está nuestra casa
con la puerta hacia el alba.

Hugo Fernández Oviol.

Principal

Principal
para ver esta pag.haga doble click sobre la imagen